Atlántida de Terry

Sirenas, Por Terry soñamos y creamos en el fondo del mar.


No estás conectado. Conéctate o registrate

BROZO CUENTO "La verdadera historia de la Candida 5 y 6"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Atlántida


Perla dorada
Perla dorada
Chamacos jijos del chilakil, ya regresó su mero mero contador de cuentos de versiones oficiales y reales, porque lo que aquí les cuento es la puritita neta del planeta, porque yo lo vi con estos meros ojos que se han de tragar los gusanos, a ver en que nos quedamos? ah si que pos si, entonces que el Terry hace su mera y grandiosa aparición dejando a la Cándida con los ojos de plato molero.


El "Terry" era el hijo de un noble e influyente líder de los ambulantes, oséase que su 'apá era el mero mero de los ambulantes del Centro, y principal cliente benefactor del Real del Pablo, casado con una marchanta de la merced a la que llamaban cariñosamente la “cara de cerdo”, porque tenía una cadena de puestos de carnitas y fritangas. La cara de cerdo no quería al “Terry”, lo odiaba porque aparte de que era bien carita y sus hijos de ella estaban re federales, el Terry era el resultado de los amores del prominente líder de ambulantes y la Leonora, una bailarina exótica del de aquellos años que las llamaban "vedettes". Había sido muy sonado el romance entre la Leonora y el “Duque”, como apodaban al papá del Terry, dicho apelativo salió porque una vez se pelió con una gangoso que le decía “du que cab... du que”. Aquí entre nos, chamacos jijos del chilakil verde, el duque tenia un nombre de esos que entre que dan risa y dan pena, pues el pobre escuincle nació un primero de enero, y pos como la costumbre era desgraciarlos poniéndoles el nombre del calendario, pos a este le tocó la “buena suerte” llamarse Circunsición del niños Jesús. Y pos mejor prefirió que le llamaran Duque, aunque cuando le gritaban así, el perro de la cara de cerdo acudía al llamado.

Tons cuando el Terry hizo su aparición en el real del Pablo, la Cándida quedó prendada de él, era el mismo que le había llamado foco de taquería, el que se le parecía tanto a su difunto Toñito, el Terry la miraba con esos ojos de zafiro mátalas callando, y pos ambos dos hicieron clic y él se volvió su mero mero exclusivo a pesar de que al Archie casi se le estrangula la, la ...la próstata del coraje que hizo porque la cándida ya no lo pelaba, tons se tuvo que conformar con talonear a la aniceta, a quien llamaban cariñosamente la Ani.

La Candi y el Terry se la pasaban todo el día en la colina poniéndole, a él le requete encantaban los masajes de la cara de mango echado a perder, lo único que no le gustaba era que en las noches de repente se levantaba gritándole al dijunto,

–¿al dijunto? ¿pos que era menagge o qué?

–Al dijunto gúey, osease al Toño, al que se cayó con el caballito de tequila.

–Ah ta bueno

Tons le sigo, pos si, de repente el Terry dormía plácidamente cuando de pronto los gritos de la Cándida lo despertaban todo acelerado pensando que era su apá que ya le había caido en la movida.


–Toñiiiiiiiiiitooooooo, Toñiiiiiiiiiitooooooo no te mueras, no me dejes, no te subas con ese caballooooooooooo…..

–Chales Cándida, otro susto de estos ya no te lo aguanto, me vas a matar de un infarto…

-Pos si no te gusta vete, que yo no puedo olvidar a mi Toñito, buaaaaa, Toñiiiiiiiiiitooooooo no me dejes, no te mueras…

El Terry estaba más que enchilado porque la Cándida por estar pensando en el Toño no trabajaba como debía, así que para quitarle el trauma que le da un caballito de tequila

–No me gustan los caballos de tequila, déjame

–Que te lo tomes te digo, ándale te voy a quitar tu trauma

–No, dije que no

Y pos tapándole la nariz que el Terry la obliga a zamparse una botella entera de tequila con todo y caballito, y después de eso puro prau prau, no’más se oían los rechinidos de la cama, desde entonces menos salían de la colina, que era la suite presidencial del Real del Pablo.

-No pos si mi Terryble, ahora entiendo por qué te llaman así, de veras deveritas que eres Terryble papacito...

-Ya ves maci'ta, con esto no extrañarás al puñal del Toño

-Me cai que no, es más, ¿quién es el Toño?




El par de tortolillos se la pasaban en el mero mero prau prau, y no contaban con los celos de El Grey-ñas, que estaba enamorado del Terry y bufaba de la puritita envidia de ver como el Terry no’mas le ponía con la Cándida, se miraba al espejo y se preguntaba, pos qué tiene ella que no tenga yo?

Y pos casi nada verda’, el Grey-ñas era una " delicada mujer" tipo la nana del Conde Pátula, grandota y fornida, bien mama-dolores, piel color chocolate, tirándole a carbón, cejas blancas que se decoloró para verse más sepxy, que más la hacían ver como la doble pirata de Gordolfo gelatino, que como Niurka, cuerpo de coca cola, de lata pero coca cola al fin, y piernas de lija porque se las rasuraba, como todavía no había Depilité o Neoskin pos a pura navaja de carnicero.

Tons pos se sentía frustrada de que con todos esos “atractivos” el Terry no la pelara y juró vengarse, le fue con el chisme al Duque de que las ganancias de sus colectas iban a parar "todititas" a las arcas del Real del Pablo... más exactamente a las arcas de la Cándida, que no era una “dama” digan del hijo de un líder de ambulantes como él, y que "ella" no era mala lecha pa' quedarse callada 'tons el duque habló seriamente con su retoño"

–'ira hijo...pero hijo de tu mal dormir!!!!...no quiero enterarme de que te la pasas con la colina de la Cándida"

–...' 'onde? 'apa?"

–"Pos tu me entendites' méndigo"

–Chales apá, es que la Colina está re rica

–Qué dijistes?

–Pos que la Colina está re rica pa’ descansar, pos yo me canso de todo lo que hago, te parece poco tener que darle sus clases a la Cándida pa que sepa como atender sus clientes? No pa’ si es re cansado, tonces no me molestes que yo nuca trabajáré como tu trabajas, por eso dejaste a mi amá, por el deber, el deber de recolectar tus colectas, y yo no voy a ser igual que tu, yo no dejaré a la Cándida por deber, así que no me des lata y agüecando el ala…

El duque se fue echando chispas mientras el Terry volvía a sus clases con la Cándida, quien cada día estaba más enamorada de él, le encantaba que le leyera sus libros favoritos, el libro vaquero, el libro semanal y el “así soy y qué”, su mero mero favorito.

Todo era felicidá para ese par, que ya pensaba en poner su propio congal, el Terry estuvo calando las nenas que podrían llevarse pa’ su negocio, pero cuando le tocó que calara a la Eli, que le hace el fuchi.

–Chaaales Terry, neta que soy mejor que la Cándida, esa es una roba clientes, no’más pruébame y no me olvidarás, neta del planeta.

Pero como a la Eli le chillaba la ardilla, y le olía el sope, pos que el Terry se vomita encima de ella.

-No manches Eli, me cai que ni los puercos que hace la cara de cerdo en carnitas huelen tan gasho como tú, me voy a echar un baño de alcohol pa ver si me desinfecto... y con mi Cándida pa' que con su aroma de mujer me quite esta peste de tiburón podrido que me dejastes...

–Me caí que esto no se va a quedar así, me las pagarás Terri, me caí que me las pagas…


Un día lluvioso y después de tomar su curso de "Cómo echarse unos tepaches y no morir en el intento I", la Cándida subió hasta el cuarto que tenía reservado exclusivamente el Terry,pa´ cuando quería descansar de “sus leiciones“ no lo encontró y como buena metiche que es, que se pone a hurgar entre las pertenencias del papazote...

"-Ah, caray! Qué es esto? UNAS MALLAS... a poco el tal Terry se pone la del Puebla? No puede ser...si a mi me cumple como los meros machos!

Pero no piensen mal mis niñas calenturientas, sigan con el descubrimiento de la cara de huevo de cúcuna:

"... una máscara! Terry le hace al deporte del pancracio!!! ! Esta es la máscara de...."

En ese momento, que entra el susodicho, salía de bañarse nomás con una toalla envuelta en sus esbeltas caderas. La Candi se quedó como lela ante semejante espectáculo, no tanto por la cara de enojo que traía el hombre, sino porque la toalla parecía toalla facial y no le cubría todos sus encantos.

-¡Y calza graaaaaaande! ! – dijo el coro celestial relamiéndose los labios.


Chssstttt!!!! Calladas canijas, no le quiten suspenso al suspenso!


-¡¿Qué haces en mi cuarto, metiche?!- dijo el Terry bien en…jabonado
-Na...nada!


El Terry vio que la niña esta traía todavía su máscara en la mano. Que la agarra por una de las coletas de niña zonza que la Candi solía usar antes de transformarse y que le dice:


-Ni una palabra de esto a nadie, oyites´!!
-Pero si tú eres El Duque, el mejor luchador de todo el País, héroe de los niños, ídolo de multitudes, amor de todas la aficionadas!


Así es, mis niñas, este chamaco era una celebridad, ya en el pasado se había dejado al mismísimo Cibernético desmayado. Era íntimo cuate del Místico y todos los técnicos eran sus más fieles amigos, los rudos lo respetaban y casi casi los cronistas reporteros lo comparaban con el Santo Enmascarado de Plata...

Gisela, Bukkitta y Gi
Adaptación pa´que quedaran las “continuancias” pegadas sin ningun pex…ta güeno, ta ´stan

Ver perfil de usuario

wendolyn


Perla rosada
Perla rosada
CHUUUTAAAAA EN LO MERO MERO SE QUEDARON JAJAJAJA
SE ME QUEDAN LOS MODISMOS YA ME DIJERON MIS ALUMNOS QUE HABLO COMO MEXICANA AY DIOS

AH SI ME KEDO CON UNO NUEVO : PRAU PRAU JAJAJAJAJAJAJA

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.